11 Videojuegos SIN Violencia

Aunque no lo parezca, existen muchos videojuegos sin violencia que se alejan totalmente del combate, la sangre, disparos y muchos elementos violentos a los que estamos acostumbrados.

Son menos conocidos, pero no por ello son peores. Aquí te dejamos una lista con juegos maravillosos para relajarte un ratito:

ANIMAL CROSSING: NEW HORIZONS

Edy Noord


animal-crossing

Es hora de mudarte a tu propia isla paradisiaca, endeudándote hasta las cejas, pero con estilo.

Como portavoz vecinal es hora de dejar volar tu creatividad y convertir este páramo en un hogar para ti y todos tus vecinos.

Animal Crossing es un juego de un solo jugador con multijugador disponible para Nintendo Switch. En esta isla podrás hacer muchísimas actividades como la pesca, caza de bichos, colección de objetos, buceo, explorar otras islas pero sobretodo decorar.

Decorar es el punto más fuerte de este juego. Por un lado puedes personalizar tu isla, cambiado su relieve, ríos, construyendo puentes, mejorando edificios y crenado tus propios diseños o descargando los de otros jugadores para conseguir resultados de fantasía.

Si te gusta coleccionar, no solo puedes hacerlo por y para ti mismo si no que puedes proponerte completar el museo, dónde en un despliegue hermoso podrás observar toda tu colección de fósiles, peces, bichos y obras de arte.

El multijugador tiene ciertas taras de diseño cuestionables, pero una vez estás en la isla de tu vecino, o este te visita. Podrás no solo disfrutar de las vistas, si no que podréis regalar, comprar o intercambiar objetos entre vosotros.

Puedes tener varios personajes, por lo que podréis disfrutar varios en la casa con una sola consola, aunque compartiréis isla, cada uno puede poner su grano de arena, nunca mejor dicho.

BLACKWOOD CROSSING

Víctor Lozano


Hay una voz que está llamando y canta sola en la brisa.

Si despertaras en un tren y alguien del vagón te contara la historia de Scarlett y Finn, ¿Qué pensarías?

Esta singladura en forma de aventura narrativa y con elementos cercanos al fantástico tiene a este par de protagonistas y que, una vez los conozcas, jamás los olvidarás.

Scarlett: A través de unos ojos brillantes como rayos de esmeralda avanzaremos entre los vagones de un tren muy extraño. No tardaremos en sentirnos como Alicia en el País de las Maravillas, como la nota discordante del pentagrama que busca su sitio antes de caiga la batuta.

Un grupo concreto de personas han sido seleccionadas como pasajeros de este tren, lo cual no es baladí.

Todas tienen algo en común: Scarlett. Y sólo ella podrá averiguar por qué.

Finn: El hermano pequeño. La otra cara de la moneda. El héroe de esta historia. Este muchacho, este Superman en miniatura es la razón de esta historia, pues en sus ojos habita la magia y la aventura. Pero también el recuerdo de las palabras que sellan el corazón.

Mención especial para el reparto de voces, pues este juego a pesar de no estar doblado al castellano, pero sí traducido, cuenta con Rosie Jones y Kit Connor en los papeles principales que llevan sus interpretaciones a un terreno muy íntimo.

Y, como toda gran historia merece ser adornada, la canción The Crossing compuesta por Ben Ottewell es el broche de oro para esta historia.

Su fragilidad establece un pacto secreto con cada jugador y, en el rincón más dulce de entre los árboles, acompañado por Scarlett y Finn, cantarán esta canción hasta el amanecer.

Fez

Gendou


Cuando hablo de videojuegos que no son violentos que podría recomendar abiertamente sin límite de edad siempre se me viene a la cabeza FEZ.

Al que considero cómo un “simulador de contemplar el paisaje” y es que este juego desarrollado por el polémico Phil Fish junto al programador Renaud Bédard bajo el nombre de “Polytron Corporation”.

Aunque el desarrollo estuvo plagado de muchos inconvenientes, es a modo personal una de las mejores experiencias que nos han podido brindar la industria de los videojuegos independientes.

El juego nos cuenta la historia de Gómez, quien se trata de una simpática criatura que vive una vida normal y ordinaria en un mundo bidimensional compuesto por píxeles. Hasta que un día se encuentra con un hexaedro que se fragmenta dando como resultado una inminente catástrofe Inter dimensional.

Aunque afortunadamente uno de esos fragmentos toma forma de un gorro Fez, Gómez, al ponérselo en su cabeza se da cuenta de que puede percibir una tercera dimensión que además de permitirle ver el mundo desde otra perspectiva. Esto le ayudará a recuperar los fragmentos del hexaedro para así evitar la inminente destrucción de su realidad.

FEZ es un juego de plataformas en donde vamos recorriendo distintos escenarios para ir dando con los fragmentos del hexaedro mientras vamos conversando con los distintos NPCs y resolviendo sencillos puzles. Estos hacen uso de la lógica y de nuestra habilidad tridimensional, y al no ser un título que cuente con enemigos y jefes, se convierte en una experiencia bastante placentera en la cual podemos ir a nuestro propio ritmo, porque inclusive podemos recolectar los fragmentos sin ningún orden en específico.

Eso sí, uno de los aspecto más resaltantes de esta aventura es la enorme variedad de puzles que nos aguardan, ya que irán desde combinar distintas plataformas en una pantalla, resolver secuencias y hasta descifrar glifos y códigos QR.

El apartado gráfico otro de sus puntos fuertes, ya que la aventura transcurre en un entorno tridimensional que se rota 90 grados cada vez que queramos para darnos la sensación de que nos encontramos en una entorno bidimensional conformado por bonitos paisajes en pixel. La verdad que es una técnica bastante ingeniosa que ha creado escuela hasta nuestros días.

Cabe resaltar que los efectos de sonido encajan con muy bien los eventos y las acciones que representan, mientras que la banda sonora realizada por Disasterpeace nos acompañará con distintas piezas que fusionan la música instrumental con el chiptune para brindarnos una inmersión espectacular.

Sin lugar a dudas, FEZ es un gran referente dentro de los videojuegos no violentos por la bonita experiencia que ofrece a nivel técnico y jugable. Además que fue uno de los juegos que ayudó a impulsar a los videojuegos indies tal y como los conocemos en la actualidad.

Gone Home

Saidak


7 de junio de 1995, regresamos de unas vacaciones a nuestra casa, escenario perfectamente ambientado para esta pequeña gran historia:

Tiempo del grunge, de las cintas de cassette y de los videojuegos de 16 bits.

Un viaje lleno de referencias, cómo no, a todo lo anterior mencionado. Eso sí, las grandes bandas de la época, las que todos conocemos hoy en día, no son las musicalmente protagonistas, puesto que principalmente escucharemos otras canciones, muy importantes, sobre todo por sus mensajes más revolucionarios, sobre el feminismo y las reivindicaciones sociales.

También, referencias a la Super Nintendo y a videojuegos como el Street Fighter u otros cartuchos perdidos; y muchos más guiños a la cultura pop de la época, inundan y alimentan la muy conseguida ambientación del juego, haciéndonos creer por un breve instante que hemos vuelto a la adolescencia (o casi) y que nos embriagan de una agridulce nostalgia.

Casi, porque seamos honestos, más jóvenes nunca volveremos a ser, lo siento, es duro, pero hay que afrontarlo… y también, porque encarnamos a Katie, una chica de 22 años (ni siquiera ella es tan joven ya, qué desgraciados somos…); aunque el argumento se centra en Sam, su hermana de 17 años.

Estamos ante un drama social donde tienen cabida, a pesar de ser una aventura corta (sobre dos horas), temas como la depresión, el fracaso económico, la homofobia y donde cobra mucha importancia una visión aún, quizá, todavía inocente sobre el feminismo, la idea de conocerse a uno mismo, la autosuperación y el nacimiento de la idea revolucionaria de luchar por aquello en lo que crees, cueste lo que cueste, por parte de nuestra hermana pequeña.

El argumento es tan creíble, porque fácilmente podría ser una historia real, incluso a día de hoy.

Todos estos conflictos siguen vigentes y a la orden del día, por desgracia, y nos podemos sentir muy identificados o conocer casos similares en nuestro día a día.

Por lo que recomiendo muchísimo el dejarse llevar un ratito explorando la casa e ir descubriendo una historia que, sin duda, no os dejará indiferentes y que espero que disfrutéis tanto como yo.

Journey

Sara Navarro


Si hay algo que verdaderamente disfrutamos de los videojuegos, es realizar travesías increíbles a través de mundos reales o imaginarios.

Toda buena historia suele contar con un viaje que culmina con el destino final del héroe, y de esto va precisamente el juego del que hablaremos a continuación: Journey.

Thatgamecompany fue el estudio encargado de desarrollar este juego, que vio la luz en junio de 2012, aunque llevaba en desarrollo desde 2009. Con el lanzamiento posterior de la nueva generación de consolas los que ya habían adquirido el juego para PlayStation 3 pudieron descargarlo de manera gratuita en la nueva plataforma, con una ligera mejora en lo que a gráficos y calidad de imagen se refiere.

En esta aventura controlamos a un personaje anónimo en su trayecto desde el desierto hasta una montaña que vemos a lo lejos, coronando todo el paisaje.

Como ya se intuye en el título, lo verdaderamente importante no es nuestro destino, sino el mismo viaje y lo que encontraremos en él. No existen diálogos o palabras que nos indiquen lo que tenemos que hacer a continuación y tendremos que guiarnos gracias a nuestra interacción con los elementos del entorno.

Los videojuegos pueden ser arte, y el apartado visual de Journey es prueba de ello. Cada descubrimiento, como si fueran piezas de un rompecabezas, nos va dando pistas sobre el pasado del lugar, que el jugador podrá interpretar a su manera. Las texturas de la arena, los elementos arquitectónicos de las ruinas, los colores… todo se fusiona en una composición visual que se nos quedará grabada en la retina durante mucho tiempo.

La música tampoco se queda atrás, pues tiene el gran honor de ser la primera BSO de un videojuego ganadora de un Grammy.

Por si fuera poco, hasta el modo multijugador es algo distinto a lo que hemos visto hasta ahora en cualquier otro videojuego. Otro usuario, cuya identidad no conoceremos hasta el final del juego, puede ayudarnos con los puzles y otras pistas a lo largo de nuestro recorrido.

La única pega que podría tener Journey es su duración, de un par de horas aproximadamente. Pero no dejéis que este pequeño detalle os haga dudar sobre si merece la pena o no jugarlo, os aseguramos que es una experiencia única y emotiva, que difícilmente podréis olvidar.

Old TV

Urria Úzkost


Estás frente a una vieja televisión y tienes que cambiar de canal muchas veces, en eso consiste
OLDTV.

Dicho así no parece muy interesante, pero este juego indie, disponible de forma gratuita en
Steam, es más complicado que eso.

Es un juego que pone a prueba tus reflejos a través de diferentes mecánicas.

No te distraigas ni un segundo y mantén fija la mirada, si eres lo suficientemente rápido y hábil avanzarás en este curioso viaje. Tal vez termines llegando a canales de lugares insospechados, e incluso hay pequeños detalles escondidos que sólo descubrirás con la ayuda de tu ingenio (o con una guía, pero así es menos divertido).

Rime

Bogusino


Todo comienza con un niño arrastrado a la orilla de una playa…

Rime no se puede contar, más bien hay que vivirlo. Rime es hermoso, onírico y enigmático. Una aventura que te da la mano y sin darte cuenta va directo al corazón gracias a una dirección artística impresionante.

Según Raúl Rubio bebe artísticamente de la luz mediterránea de Sorolla, del maestro Miyazaki y personalmente recuerda a Last Guardian e ICO de Fumito Ueda.

Rime nos cuenta una historia sin palabras que consigue que nos emocionemos a cada paso.

El hombre de la capa roja ¿Quién es?

Una búsqueda llena de misterios que se desenmascaran poco a poco con tus elecciones. Aunque parece que estamos ante un mundo abierto es más bien una increíble experiencia guiada en compañía de un zorro.

Rime no presenta combate, su protagonista, un niño con capa roja, es torpe corriendo, anda lentamente y lanza alaridos. Suficiente para enfrentarse a numerosos puzles donde moveremos bloques para formar
sombras y siluetas o acertijos que te obligan a utilizar el mundo que te rodea para completar secciones.

La aventura de Rime lleva al jugador a través de extraños entornos aparentemente desconectados, revelando lentamente su verdadero significado a medida que avanzas… y hasta aquí puedo leer.

Otro apartado a destacar es su sublime banda sonora que refuerza aun mas la belleza del mundo de Rime.

Una banda sonora que personalmente sigo escuchando de vez en cuando y cada vez que la escucho siempre sigo viendo a ese niño arrastrado a la orilla de una playa.

Super Monkey Ball

Juhan


Super Monkey Ball sin duda es uno de los juegos más característicos y únicos que SEGA ha tenido la oportunidad de crear. Ha sido el medio de entretenimiento (y estrés) de más de alguna persona en su infancia. Y es que está claro que lo que define al juego son sus mecánicas.

La jugabilidad de esta obra es sencilla: Mueves el escenario a tu favor con el joystick analógico izquierdo y eso hará que AiAi, el protagonista, se mueva más rápido, más lento, o en cualquier dirección.

No se puede saltar y esto es algo que se ha de tener en cuenta, pues muchas veces nos encontraremos con que tenemos que aprovechar la inercia que nos dan las plataformas para poder sobrepasar ese obstáculo o poder saltar de manera precisa.

Los escenarios son increíblemente variados, puedes pasar de una fábrica, a un parque de atracciones, pasando por… ¿Una lavadora? ¿Un plato de comida hirviendo?

Desde luego son únicos y los niveles en sí también lo son, a veces tendrás que usar la inercia antes mencionada para superar un nivel, otras habrá un elemento externo como pinchos que nos pondrán las cosas difíciles. A veces tendremos que pasar por una URL que nos empuja o pasar a través del logo de SEGA.

Al final, todo gira en torno a ti, el escenario y la bola, cuyas físicas a veces son perfectas y en otras ocasiones resultan ser un poco extrañas.

Aunque es en la locura de este juego, donde podemos encontrar la razón de por qué es tan único, y es que al final, son este tipo de cosas las que hacen que se nos quede en la memoria un videojuego

En conclusión recomiendo encarecidamente jugar a la saga si tenéis la oportunidad, ya que puede ofrecer unas risas y un par de horas de diversión

The Touryst

Kayra North


En The Touryst es un juego donde, como el nombre indica, somos un turista de vacaciones.

Durante nuestras vacaciones visitaremos varias islas, muy inspiradas en islas del mundo real.

En cada una de ella deberemos resolver varios puzles, ayudar a los habitantes de la isla, recolectar moneditas, entre otras cosas.

Sin embargo, una de las mejores cosas del juego son los minijuegos que encontraremos dentro del mismo juego. Dan mucha variedad y hacen más ameno un juego, que si no es tu rollo, se puede hacer un poco más repetitivo.

Al final nuestra misión será resolver un gran misterio que esconden unos monumentos enormes.

Cada isla tiene un monumento y algo que descubrir ¿te apetece irte de vacaciones?

Si te interesa este juego está disponible en el servicio GamePass de Xbox.

Unraveled

Kirei


El juego se centra en su protagonista, Yarny, una pequeña criatura, hecha de lana roja.

Yarny explora el mundo alrededor intentando recuperar los diseños de su dueña, usando la lana de su propio cuerpo.

Su lana es el medio que utiliza para solucionar puzles complejos.

Al avanzar Yarny, la lana de la cual está hecha se va desenredando, creando líneas que el jugador tiene que utilizar.

También sirve como un desafío extra, ya que si camina demasiado lejos, se desenreda a un marco básico.

Este se puede rellenar mediante la interacción de bolas de lana roja en el juego. Y de lo más destacable aparte de la jugabilidad es el apartado sonoro del juego.

Bonus: A Short Hike


No podemos decir mucho de “A Short Hike“, ya que como su nombre indica el juego dura entre 1 y 2 horas y lo ideal sería que descubras lo que tiene que ofrecerte por ti mismo.

Un juego tranquilo, sin pretensiones con toques de exploración y un final que te llegará al corazoncito.

Solo decirte que, dale una oportunidad si lo tienes abandonado en tu biblioteca o lo ves de rebajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *